Las 20 claves del éxito de una Red Social para empleados

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Nota del editor: Agradecemos a Mireia Ranera (directora de la división RRHH2.0 de Íncipy, Estrategia e Innovación digital) que haya querido compartir con Zyncro este artículo, que reproducimos a continuación para todos vosotros.

Mireia expone aquí, con gran claridad, las claves sobre cómo debemos realizar el cambio necesario para sacarle todo el provecho a la implantación de una Red Social Corporativa.

Las 20 claves del éxito de una Red Social para empleados

Nos habíamos acostumbrado a que todas las innovaciones tecnológicas (los primeros ordenadores, los móviles, Internet, el correo electrónico…) nacían inicialmente en la empresa y luego su uso se iba trasladando también al ámbito privado.

Ahora está ocurriendo todo lo contrario. Nuestros empleados disponen de smartphones, tabletas, ordenadores… Mucho más modernos e innovadores que los que les proporciona su empresa.

Pero más allá de los dispositivos, nuevas formas y canales de comunicación relacionados con temas profesionales están apareciendo primero fuera de las propias organizaciones, como es el caso de las Redes Sociales Profesionales, permitiendo que empleados, colaboradores… se comuniquen, relacionen, intercambien experiencias, ideas y opiniones.

Y ahora, a la inversa de lo que estábamos acostumbrados, queremos aprovechar internamente lo que de forma espontánea y natural se está produciendo fuera y trasladar el potencial de las redes sociales hacia el interior de nuestras empresas con herramientas internas.

Medios no nos faltan, ya que en el mercado han aparecido multitud de plataformas o softwares sociales para implementar de forma corporativa en las empresas, y el cloud computing pone las cosas mucho más fáciles.

Todas ellas ofrecen potentes funciones como en las redes abiertas: integrar perfiles, grupos, directorios, blogs internos, compartir hojas de cálculo, wikis, herramientas de colaboración y comunicación en tiempo real…

Prestaciones realmente excelentes para facilitar la interacción entre los miembros de una misma compañía, que ayudan a fomentar las relaciones y la colaboración, facilitan que fluya el conocimiento y se aproveche la inteligencia colectiva.

Hay además estudios documentados que demuestran ya los importantes beneficios de una Red Social Corporativa (McKinsey: “The rise of networked Enterprise: web 2.0 finds its payday”)

Por tanto, no es de extrañar que cada vez, más empresas viendo dicho potencial se planteen seriamente implementar una red social de uso exclusivo y privado para todos sus empleados.

Pero no hay que caer en el error de pensar que si nuestros empleados usan ya las redes sociales fuera, también lo harán internamente, ni tampoco que se trata sólo de integrar un potente software social interno y esperar sin más que nuestra gente lo utilice. Es un cambio organizacional, una nueva forma interna de trabajar, comunicarnos y relacionarnos que hay que acompañar e impulsar.

¿Cuándo tiene realmente éxito una Red Social Corporativa para empleados?

1. Cuando la visión de sus beneficios parte de la Dirección General.

2. Cuando dicha visión es compartida sin miedo y con valentía por el resto de Directivos.

3. Cuando dichos Directivos saben trasladar su apoyo y prioridad a los Mandos Intermedios.

4. Cuando se comunica y se hace partícipe a los usuarios de los objetivos de la iniciativa y de las ventajas reales que supondrá para ellos la nueva plataforma en su trabajo.

5. Cuando IT se involucra, lo apoya, aporta su know how en lugar de verlo como una pérdida de poder.

6. Cuando se elige una plataforma adecuada a los objetivos concretos y necesidades de la compañía. Hay que saber elegir la mejor herramienta y no pensar que el proyecto es sólo un tema de comprar licencias.

7. Cuando dicha plataforma es tan fácil de usar que resulta intuitiva y genera una experiencia de uso agradable, simple y muy visual.

8. Cuando se planifica la implementación, se impulsa y se dinamiza la participación de los usuarios.

9. Cuando se implementa sin imponerla y se apoya a los usuarios con paciencia para que pierdan el miedo, se familiaricen y aprendan sin presiones.

10. Cuando no se cae en el error de pensar que espontáneamente los usuarios empezarán a utilizar la herramienta, compartir información y a trabajar colaborativamente de forma automática.

11. Cuando se realizan y dinamizan acciones que fomentan la participación, la colaboración y ayudan a romper la barreras iniciales.

12. Cuando se miden los resultados de la implementación (nivel de participación, lecturas, aportaciones, comentarios, interacciones etc… ) y en base a los mismos actuamos y reactivamos la participación.

13. Cuando se aborda el proyecto de forma planificada y se inicia en grupos piloto para aprender, experimentar y detectar los frenos y oportunidades.

14. Cuando se aplica el know how aprendido y se extiende paulatinamente la implementación a toda la organización.

15. Cuando los usuarios consiguen con la nueva plataforma mejorar aspectos de su trabajo y conseguir cosas que con el mail o medios tradicionales no podían.
16. Cuando se trasladan a la plataforma proyectos concretos, prioritarios para la compañía y de valor para el día a día del empleado, de los equipos y de la empresa.

17. Cuando los Directivos también participan de forma activa y comparten, intercambian ideas, aportan sugerencias…con transparencia como el resto de usuarios.

18. Cuando los empleados ven reconocidas sus aportaciones por parte de los Mandos Directivos (con menciones, agradecimientos, reconocimiento del talento…)

19. Cuando se comparte contenido de interés y se genera una buena biblioteca útil para todos.

20. Cuando además de asuntos de trabajo se comparten también temas más personales o emocionales, ya que se humanizan las relaciones y se consolidan los equipos.

 

Mi agradecimiento a todos mis compañeros de Íncipy por ayudarme a seleccionar estos 20 consejos, en base a nuestro día a día apoyando e impulsando Redes Sociales Corporativas.

Es una una lista abierta a todas vuestras aportaciones y sugerencias. ¿Nos ayudáis a ampliarla?