La empresa 2.0 y algunas confusiones

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Desde que Tim O’Reilly estableciera los principios de la web 2.0 en una conferencia en la que participó en el 2005, donde junto a otros ponentes resumían los principios claves de la web 2.0, han pasado algunos años y muchos acontecimientos.

En esa época, la web 2.0 se definió como una serie de aplicaciones y páginas de Internet que utilizaban la inteligencia colectiva para proporcionar servicios interactivos en red.

La web 2.0 entre muchas particularidades se sigue caracterizando por:

  • Facilita la inteligencia colectiva
  • Los efectos de la red son altamente visibles
  • La información es la siguiente revolución
  • Es el final de la obsolescencia del software
  • La ligereza y la facilidad en la programación y los modelos de negocio son las características más destacadas
  • El software pasa a ser un dispositivo
  • El usuario busca experiencias más ricas
  • El todo es mayor que la suma
  • El valor de un grupo creando en red aumenta exponencialmente y por lo tanto sus implicaciones son profundas.

Cuando la web 2.0 comienza ser considerada un fenómeno serio, llega a las Escuelas de Negocios de USA, se realizan algunos estudios de casos y en el año 2009 aparece el término empresa 2.0 con la publicación del libro de Andrew McAfee. Andrew, profesor de Harvard University, define la empresa 2.0 como la utilización emergente de plataformas sociales de software en las compañías, entre compañías o entre proveedores. La utilización de tecnologías sociales (social software o social computing ) con el objetivo de incrementar la colaboración y de hacer más productivos los procesos y flujos de trabajo. Estas herramientas son parte de una plataforma que es entendible por cualquiera en la empresa, y son persistentes en el tiempo. Convierten el trabajo del conocimiento en una experiencia amplia y permanentemente visible.

En algunos casos se ha querido entender como una forma de experimentar con nuevas aplicaciones. El concepto empresa 2.0 es mucho más amplio, se trata de la gestión de la empresa en colaboración, de resolver problemas de negocios a través de la colaboración y de lograr los resultados de negocio a través de la colaboración. En su libro Enterprise 2.0, McAfee deja claro que las nuevas tecnologías son mucho más que una parte socializadora de la organización y que cuando son aplicadas de una forma inteligente para solucionar problemas del negocio, ayudan a capturar la información que está dispersa por la organización, convirtiéndola en conocimiento que transforma de forma rápida, genera, refina ideas y finalmente conlleva a la sabiduría de la colectividad.

Muchas organizaciones confunden este término y a menudo se auto etiquetan  como empresas 2.0, cuando lo que realmente está ocurriendo en ellas son cambios evolutivos en sus modelos de negocio. Por ejemplo: las ventas de una compañía llegaban en un alto porcentaje por llamadas mediante un call center,  y, debido a la evolución de los mercados, los cambios en los comportamientos de los clientes,  y la implementación de una potente plataforma online, ahora la organización comienza a convertirse en un modelo de negocio de comercio on line.  En este caso la evolución hacia un modelo de comercio electrónico, puede llevar a la implementación de tecnología colaborativa y a modelos de organización 2.0, pero no al revés.

Mari Carmen Martín es Psicóloga Industrial de formación, y experta en RRHH. Actualmente, también trabaja para Cloudtalent, empresa del grupo Humannova, donde se encarga de la creación de programas de Marca Personal para directivos y profesionales.