Colaboración e Innovación: dos caras de una misma moneda

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

¿Sabes como se inventó la bicicleta de montaña? No fue una compañía que la diseñó, fue un grupo de jóvenes en Estados Unidos, quienes cansados de andar por las subidas y bajadas del norte de California decidieron mezclar diversas partes de bicicletas de carretera, bicicletas de ciudad, y así construir su propia bicicleta.

El rol de la colaboración

Muchas veces se piensa que la creatividad o la innovación viene de un círculo pequeño de personas especiales, con estudios especiales o de un “cuarto de innovación especial en la empresa” y generalmente nos equivocamos. Muchas ideas de producto y de innovación vienen ahora de los consumidores, de los empleados de todos los niveles, surgen de necesidades básicas para solventar un problema. Si un grupo de personas con una misma necesidad o interés se reúne nace la colaboración dentro de una comunidad.

Las comunidades colaboran para definir soluciones, compartir buenas prácticas y debatir sobre temas dentro de las organizaciones. Al compartir información entre las distintas líneas de negocio, los empleados impulsan de forma natural la innovación empresarial desde su base. Para que todos los temas innovadores que se extraigan de estas comunidades puedan transformarse en beneficios para la organización, debe existir una buena gestión de la manera en que la comunidad opera dentro del contexto del resto de la organización.

La colaboración se genera alrededor de una idea, no de las relaciones existentes, este punto es importante ya que las nuevas ideas atraen a distintos participantes. Para que a través de estas ideas se produzca la innovación se necesita libertad, desacuerdo y puede ser que hasta un poco de desorden.

Avanzar de las ideas generadas por una comunidad a la ejecución de las mismas requiere conectar estas ideas con la gestión del negocio liderado por los directivos y ordenada dentro de los procesos. Es importante por ello adoptar un enfoque metódico y detallado sobre la colaboración y la innovación. Las iniciativas de colaboración deben estar vinculadas a objetivos empresariales de alto nivel, con una cuidadosa atención a los perfiles de riesgo y niveles de tolerancia en toda la empresa.

El rol del software social

En Zyncro disponemos de una herramienta social que permite a pequeños grupos discutir ideas entre ellos y diseñar planes para llevarlos a cabo. Pero lo más importante es que las plataformas sociales permiten a las organizaciones ampliar la red de innovación a todos los empleados, proveedores y clientes, y de esta manera poder capturar más ideas para ser desarrolladas.

Resumiendo, la colaboración es un elemento no negociable para la próxima fase de la innovación en las empresas. Debemos saber detectar que tipo de colaboración es la adecuada para nuestros empleados para que las capacidades innovadoras de la organización sean mayores. Y tu, ¿has detectado que con una herramienta social serías capaz de incrementar las capacidades innovadoras de tu empresa? Te invitamos a probar Zyncro y a compartir tu experiencia con nosotros :)