Relaciones públicas 2.0: 6 principios que se mantienen y 4 ideas nuevas

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Nota del editor: Hoy damos la bienvenida como autora de nuestro blog a Cristina Aced (@blogocorp), que hablará de comunicación 2.0 y medios sociales. Estamos muy contentos con su incorporación. ¡Gracias Cristina!

Hay seis principios que todo responsable de comunicación debería cumplir:

1. Diga la verdad.
2. Demuéstrelo con la acción.
3. Escuche al consumidor.
4. Dirija con vistas al futuro.
5. Realice sus actividades de relaciones públicas como si toda la empresa dependiera de ellas.
6. Mantenga la calma, sea paciente y mantenga el buen humor.

En realidad, estos consejos no son míos, son de Arthur W. Page, que fue vicepresidente de relaciones públicas en la American Telegraph and Telephone (AT&T) y contribuyó al desarrollo de las relaciones públicas modernas. Page fue de los primeros profesionales que se incorporó en una empresa como responsable de comunicación, práctica hoy en día muy habitual.

Enunció estos principios básicos a principios del siglo XX, aunque bien podrían haber sido redactados hoy mismo. Es un buen ejemplo de que las bases de la comunicación corporativa se mantienen y evidencia la necesidad de conocer la historia para poder entender el presente (y el futuro).

En relaciones públicas hay aspectos que siguen vigentes desde los orígenes pero también hay otros que cambian (como explico en Relaciones públicas 2.0. Cómo gestionar la comunicación corporativa en el entorno digital). Sin duda, Internet y los medios sociales dibujan un nuevo escenario comunicativo que se caracteriza por:

  • La conversación. Hoy en día, los roles de emisor y receptor se intercambian continuamente. Las empresas han de dejar de verse simplemente como emisoras de contenidos y empezar a escuchar activamente a sus públicos en la Red.
  • La colaboración abierta. Como dice Pierre Lévy, “nadie lo sabe todo, pero todo el mundo sabe algo”, y las nuevas plataformas digitales facilitan el intercambio de conocimiento. Zyncro permite crear redes sociales corporativas que fomentan el trabajo colaborativo.
  • La economía de la atención. Vivimos rodeados por un exceso de información. Un ejemplo: cada minuto se suben a YouTube 72 horas de vídeo. Lo difícil no es tener presencia en la Red, sino captar la atención de los usuarios.
  • Los nuevos intermediarios. Los medios sociales permiten llegar a los públicos de forma directa (¡y esto es algo fantástico para un comunicador!). Sin embargo, aparecen nuevos gatekeepers: las herramientas sociales. Como explica Eli Pariser, vivimos en una burbuja de filtros. Tanto Google como Facebook aplican filtros a los contenidos que recibimos y muchas veces no somos conscientes de ello. Por ejemplo, en Facebook veremos antes las actualizaciones de las personas a las que más veces hemos hecho “me gusta” que las de aquellas con quienes nunca hemos interactuado.

Como vemos, la web social ofrece nuevas oportunidades de comunicación y los profesionales de las relaciones públicas deberían estar listos para aprovecharlas. Eso sí, sin olvidar los principios básicos del buen comunicador: honestidad, veracidad, empatía… Ya lo decía Arthur W. Page a principios del siglo XX.

Cristina Aced (@blogocorp) es periodista y consultora de comunicación. Está especializada en el ámbito digital y ha publicado varios libros sobre este tema. El último es “Relaciones públicas 2.0. Cómo gestionar la comunicación corporativa en el entorno digital” (Editorial UOC). Colabora como docente con la Universitat Pompeu Fabra, con la Universitat Oberta de Catalunya y con la Universitat Abat Oliba, entre otras. Escribe desde 2006 en Blog-o-corp.