Los CEO deben convertirse en Social CEO

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Infografía Social CEO por CEO.com

En un momento en que la vida personal y profesional se ha vuelto social, seguir preguntándose si los CEO deberían usar también los medios sociales es una pregunta casi innecesaria. La respuesta es clara: sí, por supuesto.

De hecho, es posible ir más allá y decir que el CEO debería ser el primero en adoptar actitudes sociales para ser seguido por el resto del personal de la empresa. Al fin y al cabo, la dirección debe ser la primera convencida de los beneficios de ser una empresa social para que esos ‘genes sociales’ se extiendan a toda la organización. Si él no da protagonismo a los medios sociales para la comunicación con sus empleados y colaboradores, este tipo de comunicación interna difícilmente se extenderá en la empresa.

Sin embargo, hay CEOs que aún siguen resistiéndose a ser sociales. De hecho, una investigación afirma que sólo el 29,7% de los CEOs de la prestigiosa lista Fortune500 está presente en al menos una red social. Si todo apunta a que su participación es importante ¿por qué tantos se resisten? Algunas posibles razones son no ser algo común en su región o industria, no ver el retorno de la inversión realizada, no sentirse obligado y valorar que conlleva un alto riesgo.

La participación de los CEOs en redes sociales produce múltiples beneficios interna y externamente

Por suerte, la resistencia de los directivos a comunicarse en medios sociales disminuye una vez se van haciendo conscientes de los beneficios que pueden aportar a sus empresas relacionándose. Un estudio realizado por la agencia de relaciones públicas Weber Shandwick y KRC Research concluye que la mayoría de los ejecutivos (76%) creen que es una buena idea la participación de los CEOs en las redes sociales.
El estudio, The Social CEO: Executives Tell All, revela información en profundidad sobre la sociabilidad de los CEOs y ofrece una guía de los Siete Hábitos de los CEOs que participan activamente en las redes sociales para poder inspirar al resto.

Los ejecutivos declaran que son favorables a la actuación de sus CEOs en las redes sociales por  varias razones: los empleados ya  están presentes en las redes sociales, con lo cual que sus CEOs también estén provoca un sentimiento positivo entre los empleados. Asimismo, los CEOs son considerados mejores líderes cuando están presentes de forma activa que cuando no lo están.

Para el 80% de los ejecutivos cuyo CEO es activo en redes sociales, el beneficio más destacado de esta actividad de sus CEOs es el mayor nivel de intercambio de información y noticias sobre la compañía. Otras ventajas importantes destacadas son la mejora de la reputación (78%), el reflejo de la innovación de la empresa (76%) y la humanización de la compañía, mejorando la comunicación entre los empleados y la relación con los medios (75%). Finalmente, entre las principales ventajas, también destacan la mejora del resultado de negocio (70%).

Un CEO social es esencial para impulsar la cultura 2.0

A pesar de todo, está claro que la participación del CEO en medios sociales es esencial para impulsar una cultura 2.0 en toda la organización. Una comunicación transparente y humana de un directivo transmite confianza en sus colaboradores y en sus demás stakeholders. Además, las relaciones que un CEO y sus principales directivos pueden lograr en Internet ser la mejor herramienta de relaciones públicas hoy en día.

Y, en cualquier caso, la presencia de un CEO en la red aporta mucho más que la de uno que no está, siempre y cuando esa presencia esté soportada en una estrategia de comunicación transparente, simple y con metas claras. Por eso los CEO deben convertirse en Social CEO ya.

En Zyncro, siempre decimos que el cambio para ser una empresa social debe empezar por la dirección. Si tu CEO y la dirección no ven los beneficios de ser una empresa 2.0, difícilmente la estrategia triunfará en la organización. Si necesitas convencerles de los beneficios de usar formas de comunicación corporativa sociales, te ayudamos con este libro blanco: ¿Cómo convencer a tu jefe?