Actualizaciones de Pedro Amador Mostrar/ocultar comentarios | Atajos de teclado

  • Pedro Amador 9:00 el 09/10/2014 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: , , ,   

    Conversaciones de coaching para mejorar el trabajo 

    Tiempo estimado de lectura: 10 minutos

    coachingTe comparto algunos ejemplos de cómo se trabaja en las sesiones de coaching en el trabajo, que comprobarás que formulan preguntas potentes que hacen pensar al cliente sus propias acciones.

    1. ¿Cómo le digo a mi jefe que quiero un aumento de sueldo?

    Sin duda el aumento de remuneración es algo que todos deseamos, antes que nada te propongo que reflexiones sobre:

    • ¿Qué opciones reales tienes de conseguirlo?
    • ¿Qué méritos has acumulado para conseguir ese aumento salarial?
    • ¿Qué ideas se te ocurren para conseguirlo?
    • ¿Quién puede influir directamente en una decisión de aumento salarial?
    • ¿Quiénes podrían apoyarte para conseguirlo?
    2. ¿Cuándo es el mejor momento para renunciar al empleo y cómo decírselo al jefe?

    Para cambiar de empresa te invito a que te tomes un tiempo y pienses sobre:

    • ¿A qué estás dispuesto a renunciar para cambiar de empresa?
    • ¿Cuáles son los criterios indispensables que ha tener tu empresa ideal?
    • ¿Qué valores ha de honrar la empresa que para ti son imprescindibles?
    • ¿Qué acciones vas a emprender para conseguirlo?
    • ¿Cuáles son los pros y contras de cambiar de empresa?
    3. ¿Cómo notificarle a un empleado que ha sido despedido?

    Ante una situación tan delicada como la que has expuesto te sugiero que reflexiones sobre cómo puedes encontrar la respuesta a esta pregunta:

    • ¿Qué necesidad real hay de realizar el despido?
    • ¿Has consultado con alguien que, tanto fuera como dentro del trabajo, te pueda asesorar al respecto?
    • Imagina que finalmente no has de prescindir de él/ella, ¿cómo lo lograrías?
    • ¿Qué ocurrirá tanto si lo consigues como si no lo consigues?
    4. ¿Cómo discutir el bajo rendimiento de un empleado para que aumente su productividad?

    Para poder aumentar la productividad del equipo/empleado te propongo que te tomes un tiempo y reflexiones sobre estas cuestiones:

    • ¿Qué efecto crees que ha ejercido la confianza y tu forma de delegar en tu equipo/empleado?
    • ¿Cuáles son las futuras acciones que vas a poner en marcha para conseguir dicha productividad?
    • ¿Qué opina tu equipo/empleado al respecto?
    • Piensa en ¿cómo pueden incidir tus dotes de liderazgo más y mejor para incentivar la productividad del equipo/empleado?
    5. Quiero mejorar las relaciones que tengo en mi empresa

    Para poder mejorar las relaciones dentro de tu empresa has de considerar una serie de puntos:

    • ¿Qué imagen crees que los demás tienen de ti en la empresa?
    • ¿Qué acciones has de emprender para poder revertirla o mejorarla?
    • ¿Qué es lo que puedes y no puedes cambiar de dichas relaciones?
    • ¿Cómo influye el ambiente general de la empresa en tus relaciones profesionales?

    (Más…)

     
  • Pedro Amador 9:00 el 03/09/2014 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: , , ,   

    Preguntas débiles vs Preguntas poderosas 

    Tiempo estimado de lectura: 5 Minutos

    Beautiful woman with questioning expression and question marks aTe guste o no, todas las preguntas que realizas conllevan supuestos e ideas que deben ser aceptadas para que la pregunta tenga sentido. Las preguntas dirigen la atención hacia ciertas áreas y la alejan de otras. Por ejemplo, la pregunta ¿cuál es la gravedad de la situación? contiene el supuesto de que la situación es grave. O la pregunta, ¿cuál es la mejor opción para resolver esta situación? contiene el supuesto de que tienes más de una elección, y de que la situación tiene una solución.

    Es muy importante que prestes atención al tipo de preguntas que formulas para encontrar los supuestos que haces de forma inconsciente. Recuerda que las preguntas evocan estados emocionales.

    Las preguntas que comienzan con un “por qué” suelen ser menos poderosas y tienden a enfocarse en el pasado sin ayudar a pasar a la acción. Por ejemplo, en vez de preguntarte ¿por qué tengo tan mala suerte?, es más proactivo preguntarse ¿cómo puedo evitar esta situación en el futuro? O en vez de preguntarte ¿por qué me pasa siempre lo mismo?, es más proactivo preguntarse ¿qué puedo aprender de esta experiencia?

    Una pregunta que empieza con un “por qué” puede ser poderosa si la enfocamos a identificar nuestros valores. Por ejemplo, ¿por qué hice esto? ¿Qué fue importante aquí para que hiciera esto? Las preguntas que empiezan con “qué” y “cómo” son más poderosas. Es más probable que se enfoquen en el presente, en una situación concreta y que lleven a la acción. Una excepción es: ¿qué debería hacer? aunque resulta mejor formulada así: ¿qué es lo que quiero hacer?

    (Más…)

     
  • Pedro Amador 9:00 el 18/07/2014 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: ,   

    Métodos para saber si estás aparentando ¿Pretendes ser algo que no eres? 

    Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

    businessman with mask of different emotionsExisten multitud de herramientas que te permiten la evaluación de otros y contrastarla con la tuya. Son encuestas tipo Feedback 360º para preguntar a tus empleados, compañeros, jefe, familia, y amigos, o Feedback 180º (sólo para entornos labores o personales). Te recomiendo ojear un poco a Google, y si es necesario, que contrates los servicios de alguna empresa que haga este tipo de encuestas.

    Ahora bien, con esa herramienta estarás siendo evaluado y podrás saber si te estás engañando tú mismo frente a la opinión de los demás. Capaz que uno se ve muy dialogante, cordial, y los demás te consideran un charlatán. Capaz que uno se ve muy interesante y los demás simplemente te aguantan porque eres el jefe. Capaz que te crees que no aportas nada a la gente… ¡y todos aprenden a tu lado!

    Pero si no tienes los recursos para costear esta herramienta, te recomiendo una mucho más sencilla, práctica, potente, y además gratuita. Sólo tienes que irte al primer espejo que encuentres. Sí, un espejo, incluso hay móviles que ya tienen esa función incorporada, y gastar cinco minutos de tu tiempo observándote en silencio. Pero no para mirar si estás guapo, bien arreglado o con la ropa correcta.
    (Más…)

     
  • Pedro Amador 9:00 el 06/06/2014 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: , ,   

    El Poder de las Creencias 

    Tiempo estimado de lectura: 7 minutos

    exito-actuarQuerer es poder, el amor es eterno, el matrimonio mata el amor… ¿Será todo esto verdad? Me temo que son sólo creencias, opiniones y puntos de vista personales que se tienen sobre las diferentes facetas de la vida, y nos vamos formando a lo largo de nuestra vida. Forman nuestra manera de entender el mundo y muchas veces son inconscientes.

    Para afrontar la vida de forma más satisfactoria es bueno analizar todas tus creencias y clasificarlas de acuerdo con la información disponible en cada momento, en limitadoras y potenciadoras. Trabaja las potenciadoras, de este modo podrás alcanzar el éxito y superar las crisis de acuerdo con tus valores. Tus creencias influirán en que mejores cualquier faceta de tu vida, así que préstales mucha atención. En otras palabras, tus éxitos también se miden por la fuerza con la que te los crees. Cualquier persona puede tener éxito en lo que se proponga, pero es tan importante creérselo como esforzarse para conseguirlo. Ya va siendo hora de que te empieces a valorar y dejes a un lado la falta de confianza en ti mismo, basada en creencias limitadoras, y que algunas veces son erróneas.

    Las creencias limitadoras son el principal obstáculo y las culpables de que no alcances las metas ni vivas de acuerdo a tus valores. Siempre es bueno preguntarse: ¿qué me impide alcanzar el éxito? Las creencias limitadoras suelen tener su origen en la infancia, permanecen ocultas en nuestro subconsciente y no las evaluamos conscientemente. También las creencias limitadoras nos llegan a través de los medios de comunicación, de las personas con las que interactuamos normalmente, de la sociedad, de la familia, de los amigos, etc.

    Las creencias, tanto limitadoras como potenciadoras, están habitualmente construidas sobre nuestras experiencias, y en cuanto retroalimentan nuestros valores, también son principios de acción por los que actuamos como si fueran verdades ciertas y demostradas. Por ejemplo, si crees que eres una persona agradable, actuarás como tal, abordarás a la gente abiertamente, te mostrarás sociable y disfrutarás de la compañía de otras personas, que a su vez te acogerán con agrado, y eso reforzará tu creencia.

    Debes gestionar y poder elegir tus creencias de forma sencilla, reforzando aquellas cuyos resultados te gustan; pero si no es así, deberás actuar de forma distinta y por supuesto cambiarlas. Es más correcto hablar de abandonar o superar creencias que de perderlas. Las reglas de nuestra vida las vemos como posesiones personales y nadie desea perderlas, máxime cuando hemos invertido tiempo y esfuerzo en construirlas.

    El mundo tiene sentido y se hace predecible para nosotros cuando se confirma nuestra forma de interpretarlo. Incluso puede suceder que nos recreemos en el desastre, a condición de que lo hayamos predicho. Por ejemplo, «ya te lo dije» es una frase muy satisfactoria, no porque hayamos deseado que la cosa saliese mal, sino porque nuestras creencias quedan confirmadas.

    Veamos algunos ejemplos de creencias potenciadoras

    (ideas extraídas de libro Coaching con PNL, de Joseph O’Connor):
    (Más…)

     
  • Pedro Amador 9:00 el 12/05/2014 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: ,   

    Expectativas o cómo marcarse objetivos reales 

    Tiempo estimado de lectura: 10 minutos

    Success Target

    ¡Felicidades! ¡Bienvenido al segundo post! Pensarás: ¡Pues claro! ¡Qué tontería!

    ¿Seguro? ¿Alguna vez te has parado a pensar por qué te gusta un libro? ¿Por qué alguno te engancha desde el comienzo y lo lees todo de un tirón? ¿Por la portada, la introducción, el autor? Las respuestas pueden ser numerosas. Los lectores también influyen. Los hay tan ocupados que ni lo empezarán. Algunos sólo lo ojearán para decidir si seguir. Y otros lo terminarán únicamente porque cuando se compran un libro, por muy aburrido que les resulte, deben leérselo de principio a fin.

    Permíteme plantearte un nuevo ejercicio: ¿qué es lo que realmente te lleva a continuar leyendo este capítulo? Tómate unos segundos para responder. Como ya viste, caben muchas respuestas: no tenía nada mejor que leer, me lo han regalado, me recomendaron la lectura de este libro… Sin embargo, una vez más, sólo tu respuesta será válida, y es importante recordarla hasta el final de este capítulo.

    ¿Qué son realmente las expectativas y cómo las controlas conscientemente? Basta tomar un buen diccionario o engancharte un rato a Internet para encontrar la solución. Pero mejor un ejemplo:

    Imagina un típico día de verano. Tan caluroso que te lo pasas bebiendo agua fría. Al quedarte sin agua, te acercas a un establecimiento nuevo que han abierto cerca. Entras a pedir una botella de agua y ves un llamativo cartel que dice: “Botella grande de agua 1€”. Sin pensarlo dos veces pides al dependiente una botella grande de agua.

    Bien, bien, el problemilla ya ha comenzado, y quizás no te hayas percatado: ¿qué entiende el dependiente por grande y qué entiendes tú? Ya que es un ejemplo, me vas a permitir que sea yo quien fije que para este caso entiendo por grande una botella de un litro de agua. Y para nuestra hipotética situación existen ahora tres escenarios:

    (Más…)

     
  • Pedro Amador 9:00 el 15/04/2014 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas:   

    No soy rico, no soy guapo, ¿cómo puedo triunfar? 

    Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

    Depositphotos_11735229_xsNo nos andemos engañando, porque la realidad es la realidad. Quien nace guapo -si además es alto mejor- y con una buena fortuna, ¡tiene parte del éxito asegurado!

    También es cierto que hay ricos y guapos con una memez encima que da vergüenza, pero al sobrarles el dinero, no tendrán como bajarse de la misma.

    Pero, ¿y al resto de personas que somos normalitas, del montón? ¿Los que no hemos nacido con una belleza exótica que ciegue la vista de los que se cruzan? ¿Los que tenemos que mirar el dinero cada día para ver cómo llegamos a fin de mes? ¿Los que hemos tenido que pagar los estudios trabajando o disponiendo de alguna beca? Vamos, a los que sólo nos han regalado el cariño de nuestra familia y amigos…

    ¿Y cómo competimos contra los guapos, ricos, hijos de “papas”, o “enchufados”? ¿Por qué a mí el cuento de El Secreto no me sale tan fácilmente? ¿Por qué yo no tengo miles de inversores que quieran gastar millones de dólares en un proyecto emprendedor? ¿Por qué a mí el jefe (que llegó por enchufe o por “chupar las medias”) me hace trabajar más que a nadie? ¿Por qué a mí me toca pagar cada maldita multa y a los ricos se les eximen todas?

    (Más…)

     
  • Pedro Amador 9:00 el 10/03/2014 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas:   

    Las 6 fases de un coach de negocios 

    Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

    El coaching está de moda y parece que todo el mundo tiene que ser coach si quiere tener una vida plena (uf!). Como marketing no está mal, pero después de varios años en el mundo del coaching, y habiendo siendo unas de las personas que más material ha compartido y comentado en el mundo del coaching en español, es el momento de describir las fases por las que pasan los coaches. No son secuenciales y tampoco es obligatorio que se pase por todas. Pero lo interesante es saber detectar en la fase en la que se encuentra el coach con el que hablas, porque te dará muchas pistas de su previsible comportamiento

    Fase incrédula

    “Hola me llamo Alejandrín y no me creo nada del coaching, me parece una auténtica tontería que se han inventado algunos”. Es el comienzo, el primer paso: dudar de todo lo que se desconoce. Aún peor, se encuentra a mucha gente que habla sin haber escuchado nunca a un coach o sin saber qué hace.

    Fase duda

    “Hola me llamo Luisito y me han dicho que si me apunto a un curso de coaching mi vida va a cambiar y voy a encontrar un trabajo de maravilla, ¿qué curso me recomiendas?”. Aquí es donde algunas escuelas están viendo la “carnaza” y están preparando un conjunto de cursos calentitos y bien lucidos económicamente. Con argumentos como que “un coach viene a ganar como poco unos 400 dólares la hora…” ¡ya estamos generando clientes!

    Fase aprendizaje

    “Bueno, bueno, bueno… ¡esto del coaching es increíble! ¡de verdad! Tienes que probarlo, es algo fantástico”. En donde se olvidan hasta de saludar, porque sólo hablan de lo importante que está siendo en su vida el aprendizaje como coach. Se observa en muchas pupilas cómo brilla el símbolo del dólar o el euro.

    (Más…)

     
  • Pedro Amador 9:00 el 05/02/2014 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: , , , , , ,   

    El liderazgo con mayúsculas 

    Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

    En tiempos de crisis, el liderazgo se pone de moda y muchos gurús hablan del mismo como si fuera un tema sencillo. Nos intentan convencer de lo práctico que resulta en las organizaciones: que si un buen líder es el que hace esto, que si un buen líder tiene que tener empatía con esto, que si un buen líder nunca renuncia a esto otro, ¡nunca hay que rendirse! ¡hay que liderar! y… yes, we can!, y un larguísimo etcétera de frases “motivacionales”. Pero de la teoría a la práctica suele haber un abismo infinito que al final los empleados no llegan a percibir.

    A lo largo de mi vida, y lo comparto en mis clases de la Universidad la Católica, he podido analizar muchos líderes -desde algunos bien tóxicos como Hitler, hasta otros con excelente trayectoria como Mandela- y desde mi punto de vista, existen unos puntos verdaderamente indispensables, los cuales les comparto a continuación:

    (Más…)

     
    • isabel 23:08 el 10/02/2014 Enlace permanente | Responder

      Un líder tiene que ser una persona que de ejemplo de esfuerzo,honestidad y responsabilidad. Y cómo no tener un equipo de personas que trabajen a su son.

  • Pedro Amador 9:00 el 07/01/2014 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: ,   

    Cómo escribir una carta empresarial para los Reyes Magos 

    Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

    Comienza este año 2014 y nos renovamos de muchas ganas y energías. El contexto está complicado, pero llegó el momento de dejar las quejas a un lado y simplemente comenzar a listar todo lo que queremos en el trabajo. ¿Os acordáis de cuando le pedíamos los juguetes a los Reyes Magos? Para saber lo que se quiere en el trabajo hay primero que diseñar una completa Carta a los Reyes Magos (Papá Noel o Niño Jesús) con una lista de cómo te gustaría que fuera tu trabajo. No vengas diciendo que es imposible y lista las cosas que querrías en tu trabajo, es decir, tus preferencias, condiciones, gustos, o como he llamado durante muchos años en la Metodología Autocoaching, factores. ¿Y qué son estos factores? Son las cosas que nos hacen más felices, pero no significa que directamente nos hagan infelices si no las tenemos.

    Pongamos un ejemplo de factor. Llevo toda mi vida escribiendo con mi mano derecha, es decir, soy diestro. Pero cuando tuve una lesión en la derecha y me escayolaron, me amoldé a escribir con la izquierda. Como fue algo temporal, volví rápidamente a la diestra, pero si hubiera sido de por vida, seguro que me habría acostumbrado a ser zurdo. Es decir, tengo una preferencia por ser diestro, pero eso no significa que jamás pueda ser zurdo, porque sería sólo cuestión de práctica.

    (Más…)

     
  • Pedro Amador 9:00 el 26/09/2013 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: , ,   

    ¿Cómo se forman los gustos? 

    Tiempo estimado de lectura: 10 minutos

    Seguro que existen muchas teorías al respecto, pero tuve que experimentar un grave accidente que sufrí años atrás, para ser un poco más consciente del proceso. Durante muchos meses tuve que aprender de nuevo tareas sencillas que se realizan a temprana edad, y me obligó a atender un poco más a cómo funcionan algunos de mis procesos neuronales. Había leído mucho sobre el tema años atrás, pero como nunca me hicieron practicar lo que aprendía, creo que nunca llegué a entender lo que estaba estudiando.

    En psicología existen multitud de estudios, y los especialistas nos explican muchos niveles para entender el interior de las personas. Desde mi punto de vita ni los psicólogos se ponen de acuerdo en algo tan básico, pero dejemos los detalles para otro momento. Seamos prácticos, y veremos que son tres niveles los que considero que tiene nuestra mente cuando se enfrenta a la realidad:

    1. Consciente, que como su nombre indica, es todo lo que sentimos con pleno uso de sentidos y facultades. Por ejemplo, es sencillo sentarnos cerca de una mesa y poder palpar el material del que está hecho. Quizás sea madera, o tenga un cristal por encima, pero detectaremos rápidamente que nuestro cerebro sabe distinguir y palpar su superficie.
    2. Inconsciente, que se sale de nuestros actos, y se realiza automáticamente. Baste el ejemplo de respirar, que todos sabemos hacer de forma consciente. Podemos llenar ahora nuestros pulmones de aire y sentirlo en nuestro interior. Después lo vaciaremos sin problemas. Sin duda, es algo que hacemos tan habitualmente, que se realiza de forma automática, es decir, inconscientemente. Lo que hagamos inconscientemente podemos llevarlo al consciente y sentirlo sin problemas.
    3. Subconsciente, indica el diccionario que se refiere al estado inferior de conciencia en el que, por la poca intensidad o duración de las percepciones, no se da cuenta de éstas el individuo. La verdad, es que ni soy capaz de comprender la definición en su justa medida. Así que prefiero explicarlo como la parte de nuestro interior que tiene nuestros gustos más profundos, nuestro ser más oculto. Por ejemplo, están cosas tan peculiares como porqué me gusta más el color azul que el color rojo (por poner un ejemplo personal).

    (Más…)

     
c
crear nuevo post
j
siguiente post/siguiente comentario
k
anterior post/anterior comentario
r
responder
e
editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al principio
l
ir a la página de ingreso
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
cancelar