Etiquetado: competidores Mostrar/ocultar comentarios | Atajos de teclado

  • Sandra Bravo Ivorra 9:00 el 31/07/2012 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: competidores, , , flexibilidad   

    Cómo hundir una empresa en cinco cómodos pasos 

    Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

    La palabra “emprendedor” está tan de moda que resulta ya bastante aburrido leerla. Cualquier nueva empresa, sobre todo si hay gente joven al frente, es un proyecto emprendedor y en muchos lugares podemos leer consejos y recomendaciones para el emprendedor que emprende. Pero en esta ocasión he optado por la opción contraria y les ofrezco a continuación cinco prácticos y sencillos consejos para mandar su empresa al traste de forma rápida y eficaz.

    No hace falta que usted sea joven ni emprendedor, aunque su empresa esté sólidamente consolidada, si dedica el esfuerzo necesario para llevarlos a cabo, conseguirá hundirla en menos que canta un gallo.

    ¡Aquí tienen!

    1. Subestimar el valor de la comunicación. Descuidar la transmisión de nuestros mensajes, ser incapaces de comunicar nuestros valores, nuestros objetivos, nuestras ilusiones; practicar el hermetismo informativo o una falsa transparencia; hablar solo para los de fuera, sin importarnos la opinión de los de casa ni esforzarnos para que se sientan valorados y orgullosos del trabajo que realizan… Son tan solo algunas de las circunstancias que se viven diariamente en organizaciones que creen que la comunicación es un aspecto secundario e independiente de su actividad principal, en la que solo se debe invertir cuando hay una crisis informativa o cuando se desea lanzar una campaña publicitaria.
    2. Ser rígidos. Muchas empresas creen que ser fiel a sus principios es sinónimo de rigidez, pero es más bien todo lo contrario. Si no somos capaces de ser lo suficientemente flexibles para adaptarnos a los cambios, corremos el riesgo de caer vencidos al primer embate. La rigidez implica desatender la formación de todos y cada uno de nuestros trabajadores, mantener estructuras excesivamente jerárquicas y poco funcionales, desaprovechar las críticas constructivas o las adversidades para fortalecer nuestros puntos débiles y creer que nuestro fin único es la venta y la obtención de una ganancia económica, ignorando que debería ser la consecuencia de una buena gestión y no el objetivo sin más de todas nuestras acciones.
    3. No involucrar emocionalmente. ¿Qué sería del mundo sin emoción, sin sueños, sin ilusiones? Todos tenemos, pero para hacerlas realidad, ¡debemos saber comunicarlas! Eso implica compartir nuestras inquietudes, hacerlas comprensibles a nuestra audiencia y, más allá de esto, involucrarla emocionalmente. Los sueños tienden a ser metas difíciles de alcanzar y en ocasiones utópicas, pero si hacemos que nuestros trabajadores, nuestros clientes, nuestros colaboradores los interioricen y se sientan parte de ellos serán muchos más los que, en muchas ocasiones de manera inconsciente, pondrán su granito de arena para la consecución de estos objetivos.
    4. Menospreciar a la competencia. Si cuidamos los tres puntos citados anteriormente, seremos una organización con un alto grado de conocimiento sobre nuestra esencia –aunque parezca exagerado muchas empresas ni siquiera saben su razón de ser- y ello contribuirá a que nuestra autoestima colectiva sea alta y nos sintamos orgullosos de lo que somos. Eso es algo fundamental y muy sano, siempre que se explote con humildad. Nunca debemos menospreciar a la competencia, por mucho que creamos que su estrategia no es la adecuada, que sus gestores son personas poco capacitadas, que su visión empresarial es absurda… En vez de perder el tiempo mofándonos de sus defectos, estudiemos las diferencias e intentemos aprender de ellas para potenciar aspectos propios que –por tener una visión totalmente distinta- no habíamos considerado siquiera.
    5. Carecer de sentido del humor. Mi último consejo para hundir una empresa de manera rápida y eficaz es la falta total y absoluta de sentido del humor. Una persona puede disfrutar más o menos con su trabajo, pero en ningún momento debería suponer un tormento diario. Las organizaciones que saben reírse de sí mismas y que aceptan que el humor mejora el rendimiento y el sentimiento de pertenencia tienen muchos más números de consolidarse y generar fuertes vínculos entre los trabajadores, que se traducirán en unos mejores resultados a final de mes. Pero si su objetivo es tener una empresa con un ambiente enrarecido, donde la crispación salte a la mínima y la gente se sienta fuera de lugar, imponga severidad e intransigencia y ya verá que prontito salta todo por los aires.

    Sandra Bravo (@Sandra_BIes socia fundadora de BraveSpinDoctors, consultoría de comunicación estratégica y marketing político.

     

     
  • Virginio Gallardo 9:10 el 27/03/2012 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: competidores, , , extinción, , , , , supervivencia   

    Los mecanismos biológicos de la empresa 

    Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

    ADNLa humanidad, con su salvaje progreso tecnológico, está haciendo que se extingan millones de especies enteras con millones de años de existencia, porque no estaban programadas genéticamente para el cambio acelerado que hemos impuesto irracionalmente en la Tierra.

    El salvaje progreso tecnológico provocará que desaparezcan las empresas en las que la innovación sea inferior a la de sus competidores, porque sus mecanismos de supervivencia y gestión no están adaptados para ello.

    Según la teoría de la evolución, el proceso de selección natural o proceso de preservación de las especies se basa en cambios en el ADN. La función del ADN es codificar las instrucciones esenciales para fabricar un ser vivo idéntico a aquél del que proviene.

    Si la organización fuera un organismo vivo que tuviera ADN que le permitiera reproducir los comportamientos empresariales de generación en generación, de nivel organizativo a nivel organizativo, y crear otros a su imagen y semejanza, el ADN organizativo sería la cultura que crean los líderes.

    En las empresas la evolución se basa en la cultura innovadora, también llamada cultura orgánica por los expertos en management, que es la capacidad de adaptarse al entorno.

    Según estos expertos del desarrollo organizativo (DO), la supervivencia en los nuevos ecosistemas empresariales tiene su propio ciclo vital. Las empresas como las especies nacen, se desarrollan y mueren.

    Cuando nacen, las empresas tienen una elevada mortalidad: muy pocas sobreviven. Las que lo hacen aprenden rápidamente cuáles son las claves de su éxito en el mercado. Y rápidamente lo escriben en el ADN empresarial: la cultura. Se aseguran que los comportamientos y valores que les dan el éxito se mantienen.

    Para ello el status quo y los líderes intentarán a modo de herencia genética que todos sepan qué se debe hacer. Y esto hará que las culturas sean difíciles de cambiar, pues se preservan los criterios de adaptación del pasado.

    Pero, al igual que las especies, el entorno cambia y si sus características genéticas no pueden cambiar al mismo ritmo, desaparecen. Las especies, cuando hacen mutaciones genéticas, muchas de ellas no se adaptan, al igual que sucede en la empresa.

    Los mecanismos de adaptación a nuevos entornos empresariales se llaman aprendizaje organizativo, “adhocracia”, flexibilidad organizativa, organización abierta, simbiosis con otras empresas… Todos estos mecanismos producen acciones empresariales de ensayo y error necesarios para asegurar la adaptación.

    Las empresas deben mantener un frágil equilibrio entre asegurar los comportamientos, procesos, valores, productos, que saben que responsables de su supervivencia en el pasado con los nuevos procesos, valores, comportamientos que le darán el éxito en el futuro.

    Curiosamente defender el éxito del pasado es la principal causa de envejecimiento organizativo, que a menudo lleva a la muerte. Uno de los secretos del liderazgo se basa en entender que el éxito y la gloria del pasado no significan casi nada.

    Si una empresa no está dispuesta a innovar, debe saber que no puede sobrevivir. Innovar no es un proceso o crear un puesto de trabajo, es una actitud mental de las personas de una organización que saben que es obligatorio reinventar el futuro.

    Las empresas en las que su capacidad innovadora es inferior al cambio del entorno -básicamente al de sus competidores-, sólo será cuestión de tiempo, estarán muertas. La era de la innovación se caracteriza porque las empresas deben tener cada día que pasa una capacidad innovadora más alta para sobrevivir.

    Desgraciadamente para las especies en extinción el drama seguirá. Y si no paramos de cambiar el entorno natural: los genes, el elemento básico del ADN no está diseñado para hacer cambios tan rápidos.

    Afortunadamente, el elemento básico de la evolución empresarial que permite reinventar el futuro, la inteligencia colectiva, está compuesto por decenas, centenares o miles de elementos orgánicos de algo más de un kilo de peso llamados cerebros.

    Afortunadamente, estos elementos orgánicos sí están diseñados para adaptarse y crear. Basta con no encarcelarlos en la prisión de la rutina para que sean elementos de adaptación y permitan el éxito empresarial.

    Virginio Gallardo es Director de Humannova, consultora de Recursos Humanos especializada en ayudar a liderar la innovación en las empresas y gestionar la transformación organizativa. Es autor del libro “Liderazgo transformacional” y coordinador de “Liderazgo e Innovación 2.0“. Este artículo fue publicado originalmente en su blog “Supervivencia Directiva“, donde podéis seguir sus reflexiones.

     

     
  • Lluís Font 11:02 el 26/09/2011 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: , , competidores, ,   

    Difama que algo queda: Gestión de la Reputación on-line 

    Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

    Ya hace un tiempo que digo que la gestion de la reputación on-line será el gran negocio de los próximos años. Hoy me ratifico todavía más en esta opinión, después de que en Zyncro hemos sufrido una ataque contra nuestra reputación.

    Os explico la historia. Hace unas semanas, con un importante cliente, se decidió hacer un análisis de seguridad de una nueva plataforma que íbamos a lazar conjuntamente. Dicha plataforma todavía estaba fuera de producción por lo que era el momento ideal para hacer un testeo de seguridad de forma intensiva.

    Se realizó el testeo y se encontraron una serie de vulnerabilidades que ya teníamos detectadas y corregidas en otras plataformas. Procedimos a estudiar en detalle lo que nos decía la empresa de seguridad por si había algo más y en 48 horas habíamos corregido las incidencias detectadas sin mayor problema. Os recuerdo que era una plataforma que todavía no estaba en funcionamiento y a la que no accedía ningún cliente.

    Hasta aquí bien, pero el viernes nos encotramos que la empresa auditora, Internet Security Auditors, había publicado el estudio en un foro de seguridad. No dice mucho de esta empresa. Era un informe secreto que se le había encargado de forma confidencial, por lo que esta publicación va contra cualquier código de ética y encima puede tener repercusiones legales en su contra. No obtsante, el informe deja muy claro que los potenciales problemas ya habían sido corregidos. Aquí tenéis un enlace al informe.

     

    Si esto se acabara aquí, habría poco más que contar, pero entonces llegó la difamación on-line. Uno de nuestros competidores ha creado un artículo en un blog en Tumblr al respecto y lo ha publicado en Menéame. El blog se titula Seguridad en la Red y en el artículo se critica la arquitectura de Zyncro, describe todas las vulnerabilidades y no hace ninguna referencia a su corrección. Dicho artículo del blog no permite comentarios ni está firmado, y es el único artículo del magnífico blog. Objetivo: dañar la reputacion de Zyncro.

    Cómo no, luego la empresa y algunos amigos suyos se han dedicado a retuitearlo y a darle la máxima difusión. Pensad que la mayoria de nosotros retuiteamos sin verificar las fuentes (yo también), y que muy poca gente irá a verificar la fuente real de la información, muy técnica y en inglés.

    Esta técnica también tiene el objetivo de obtener un buen posicionamiento cuando se busquen las palabras “Zyncro Seguridad”.

    ¿Qué hacer delante de este tipo de ataques difamatorios?

    Mi opinión es que deben responderse directamente, tomando el toro por los cuernos, no valen respuestas colaterales. Ha venido a mi memoria el caso Actimel donde se atacaba al producto con un e-mail diciendo un montón de mentiras supuestamente respaldadas por estudios científicos (sin enlaces a las fuentes). Creo que se tardó mucho por parte de la empresa dar una respuesta clara, hasta algunos consumidores habituales llegamos a dudar si era cierto o no. Ésta es la fuerza de este tipo de difamaciones, siembran la duda en personas convencidas y tranquilas con tu producto o servicio.

    Como guía de actuacion recomiendo:

    1. No responder en caliente, dejar unas horas (no días, ni semanas) para meditar la respuesta
    2. Hacerlo de forma tranquila y serena explicando las hechos con claridad
    3. No responder en forma de contraataque sin mencionar los hechos. Por ejemplo, publicar hoy un artículo técnico mencionando la seguridad de Zyncro no creo que hubiera sido suficiente, incluso podría provocar más dudas. Pero para los que queráis saber más sobre nuestra seguridad aquí tenéis un buen documento (que no hemos redactado hoy ;-) ):  http://my.zyncro.com/files/6hs64Cg
    4. Intentar no enfadarse, yo no lo conseguí… Suerte que tengo un equipo sensacional y un socio que es mister pensamiento positivo que me calmaron :-)

    Dejadme finalizar recordando que el espíritu 2.0 de Zyncro hace que tengamos una filosofia de transparencia total en todo. ¿Cuántos productos en la nube tienen pública su disponibilidad y nivel de servicio? Os puedo decir sin miendo a equivocarme que muy pocos, nuestra arquitectura técnica nos permite tener una alta disponibilidad y seguridad. A los que sois proveedores de software en cloud os recomiendo status.zyncro.com, es algo que cuesta muy poco de hacer y da mucha mucha transparencia.

     

     
    • Xavier Gracia 15:55 el 26/09/2011 Enlace permanente | Responder

      Aprovecho para comentar que en Omega Pharma somos usuarios de Zyncro y nunca hemos tenido ningún problema de seguridad ni de disponibilidad de servicio. Utilizamos zyncro en dos proyectos (con necesidades diferentes), con mucha movilidad (usuarios con Blackberry) y nuestro grado de satisfacción es alto.

      Estoy a vuestra disposición para lo que necesites.
      Felicidades por el buen trabajo :)

      Xavier Gracia
      Director Organización y Sistemas
      Omega Pharma

    • Robert 16:49 el 26/09/2011 Enlace permanente | Responder

      Es una de las desventajas de las redes sociales. Todos retwiteamos y enlazamos articulos y opiniones que nos pueden parecer interesantes sin ver el contenido general

    • antoni 17:13 el 28/09/2011 Enlace permanente | Responder

      Somos usuarios de zyncro, y nunca hemos tenido ningún problemas. De hecho una de las razones para escoger a Zyncro fue su seguridad y su cumplimiento de las normas LOPD.
      Poca competencia es la que tiene que usar estas malas artes para ganar clientes. Ellos mismos se desacreditan de una forma espectacular.
      Sin embargo, es verdad que las redes sociales tienen también elementos muy negativos, aunque los positivos los superan ampliamente.

      Animo y seguir innovando, es la mejor respuesta frente a la imbecilidad.

    • Jesus Hernandez 22:25 el 29/09/2011 Enlace permanente | Responder

      Como diría un sabio y entrañable amigo mio…”Se van a pelear”.

    • Ocell 7:27 el 20/10/2011 Enlace permanente | Responder

      Este ataque está muy bien realizado. Los tíos no usan un sistema cualquiera, usan una URL colgada de tumblr; con una alta reputación y autoridad. Una URL recién creada y con un keyword adecuado. Hacer este tipo de backlinks es usual en el SEO. Además se ve claramente que no es un blog corporativo ni una web normal, está claro que es para hacer daño.
      Por cierto Luis, agradecerte la charla de ayer en Barcelona sobre Amazon. Clara, concisa y no tratastes de vendernos tu producto, si no hablar de Amazon, que era de lo que se trataba. Por cierto, cuando comentastes el tema de los problemas con los servers de antaño, de los cabreos con el datacenter y esas cosas me vi a mi mismo 10 años atrás :-)

c
crear nuevo post
j
siguiente post/siguiente comentario
k
anterior post/anterior comentario
r
responder
e
editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al principio
l
ir a la página de ingreso
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
cancelar